martes, 25 de abril de 2017

POLÍTICAS DE GÉNERO Y VIVIENDA I

BERTA ES INVISIBLE

Alejandro, ex pareja de Berta, se marchó el verano pasado. Abandonó su casa, su pareja y su hijo e inició una nueva vida lejos de Madrid.
Está deprimido, dice. POBRE.
Su estado anímico no le impidió, sin embargo, enviar un burofax a su casera, dando por finalizado el contrato de alquiler que firmó en 2011, poniendo las llaves a su disposición. Se le olvidó un detalle insignificante: él ya no tenía llaves de la vivienda. Allí se quedaron Berta y su hijo de 11 años.
Berta no puede deprimirse, es un lujo reservado para varones. POBRES, la vida se les hace cuesta arriba. 
Estar en proceso de superación de un cáncer de mama, pendiente de reconstrucción, no es motivo para desfallecer. 
Que tu hijo presente desde pequeño problemas de relación con su entorno y finalmente sea diagnosticado de síndrome de Asperger (una forma de autismo) tampoco. 
Que tu pareja huya de toda responsabilidad para con su familia, te deje prácticamente en la calle y además te culpe de su situación no es nada.
Encontrarte de repente con ingresos cero, depender de redes de solidaridad para comer, tramitar una Renta Mínima de Inserción, hacer frente sola a la educación -diferente- de tu hijo, solicitar abogada de oficio para divorciarte del pobre Alejandro, recibir una notificación de desahucio ante la que no te puedes defender, solicitar la evaluación de la discapacidad...

Berta es invisible para la justicia

Alejandro, pobre de él, fue demandado por impago de alquiler. A pesar de haber dado por finalizado su contrato, al seguir residiendo en ella Berta y su hijo (ni tenían, ni tienen, donde vivir) su casera decidió que este era el modo más rápido de desalojar la vivienda. Estaba en lo cierto.
Berta no es titular del contrato de alquiler, sólo estaba a nombre de su ex pareja. Cuando recibió en su casa la demanda, se presentó en el juzgado de primera instancia nº 51 de Madrid dispuesta a explicar su situación, y defender los intereses de su hijo, menor de edad.
Le dijeron que no es parte, que no ha sido demandada y que no se puede personar en la causa. QUE NO ES NADIE. Reside en la casa objeto de demanda desde 2011 pero no puede alegar nada, ni tan siquiera se le reconoce el beneficio de justicia gratuita (que un abogado de oficio se persone en la causa para defender sus intereses).
El 19 de abril, fecha fijada para el desahucio, Berta sólo ha dejado de ser invisible para la PAH. Se suspende por una semana por la presión de sus vecinas, organizadas, resistiendo frente a un portal ante el que se presenta una comisión judicial que le vuelve a recordar a Berta que no es nadie. Se fija nueva fecha: 26 de abril, 9.30h y se lanza un aviso: no habrá más prórrogas. 
Hoy, 25 de abril de 2017, Berta regresa una vez más al juzgado 51. Queda un día para el desahucio, Berta ha solicitado por escrito que se le permita defenderse y Servicios Sociales ha remitido un escrito solicitando un nuevo aplazamiento, esta vez por 15 días, para gestionar una alternativa (de la que hablaremos más adelante).
La respuesta viene en forma de NO y de guardas de seguridad:
El escrito de Berta ha sido rechazado, la juez ni siquiera lo ha leído. En el procedimiento solo figura como demandado el pobre Alejandro. Berta es invisible.
La solicitud de Servicios Sociales se ha remitido a la parte demandante. Sólo la propietaria de la vivienda en la que residen puede acceder a ese aplazamiento.
Protesta Berta, protestamos con ella: queremos audiencia con la jueza, explicar su situación vital, las enfermedades que impiden una vida normal, la ausencia de respuestas institucionales....llaman a la seguridad del edificio y...FIN.
Toca volver a casa, terminar de recoger y decidir si finalmente irán a un albergue proporcionado por el Samur Social, a kilómetros de distancia, o aceptan el sofá que ofrece temporalmente una amiga.
No se va a convocar otro stop desahucio, no vamos a exponer nuestros cuerpos, ni el de Berta, ni el de su hijo.
A partir de mañana, que sean otr@s quienes preparen sus cuerpos. Escupiremos a la cara de quienes nos niegan. 

Berta es invisible para la EMVS

Entre la primera y la última visita al juzgado, hay un periplo interminable entre Servicios Sociales y la EMVS (la empresa pública de vivienda y suelo de Madrid).
Desde el primer momento, en la Asamblea de Vivienda de Latina se asesora a Berta sobre la posibilidad de solicitar vivienda de emergencia, entendemos que cumple los requisitos: desahucio por impago de alquiler, ausencia de medios económicos para buscar alternativa en el mercado de vivienda, discapacidades en la unidad familiar.
Primer obstáculo: Berta es invisible. Va a ser desahuciada, pero la demanda no viene a su nombre. Lo salvamos, pero lo peor está por llegar.
En una sociedad que presume de puesta en marcha de políticas de género por doquier (incluida una ley de violencia de género incapaz de evitar la muerte de decenas de mujeres cada año a manos de sus parejas o ex parejas), en un Ayuntamiento -Madrid- que acaba de estrenar la tan cacareada Concejalía de Igualdad (risas), Berta y su hijo constituyen una UNIDAD FAMILIAR NO PERMITIDA.

Oigan, la frase nos ha dejado a cuadros. No nos cabe más estupor en el cuerpo.

Para poder ser adjudicataria, Berta tendría que tener en la mano una sentencia firme de divorcio.
O que en la solicitud figurase el POBRE Alejandro (solo o con su depresión, tanto da).
La EMVS presume de luchar contra la picaresca. No tuvieron tantos miramientos cuando vendieron miles de viviendas sociales a fondos de inversión. 
Cuentan que, pese a tener un convenio regulador de divorcio (privado aún) y una demanda de divorcio presentada y admitida en el juzgado, no es posible admitir su solicitud. No sea que, finalmente, no se divorcien. Y eso sería extremadamente grave, parece ser. 
Berta mañana estará en la calle. Porque un hostal no es un hogar, ni el sofá de una amiga tampoco. 
El régimen de adjudicación de viviendas por emergencia es, y debe ser, flexible e interpretable. No es posible solicitar documentación a, por ejemplo, familias que acaban de sufrir el derrumbe de su casa. 
Tampoco, desde nuestro punto de vista, es posible exigir a Berta que esté formalmente divorciada para reconocer que se encuentra en situación de exclusión residencial. Ella no es responsable de los tiempos de la justicia.
No nos engañáis, detrás de la exclusión de familias del régimen de emergencia sólo está vuestra incapacidad de ofertar viviendas, a pesar de contar con viviendas vacías y con un convenio con la Sareb que aún no habéis puesto en marcha tras más de un año firmado.

Toca organizarse para autotutelar el Derecho a Techo de Berta y su hijo.

Seguimos, pese a todo.

sábado, 11 de febrero de 2017

El Ayuntamiento de Madrid corta la luz a Teresa y sus tres hijos

El lunes 6 de febrero personal de la EMVS cortó la luz a Teresa, vecina de Puerta del Ángel y miembro de la Asamblea de Vivienda del distrito de Latina. 

Teresa se vio obligada a ocupar un piso abandonado de la SAREB para conseguir un techo para ella y sus tres hijos menores de edad. Su situación es especialmente vulnerable por el estado de salud de su hijo de 8 años, que sufre de un caso grave de asma. La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) ha reconocido la grave necesidad de esta familia, incluyendo a Teresa en el proceso de otorgar alquileres sociales a 150 familias que viven en pisos ocupados de la SAREB. 

Estando a la espera de su contrato de alquiler, Teresa no puede contratar la luz, dejando su conexión a la red irregular y precaria. El 18 de enero cambiaron los contadores en su bloque, y tenía miedo de perder el acceso a la electricidad ese día, pero al final no le cortaron. En una reunión con un alto cargo de la EMVS, Teresa explicó la situación y la urgencia de la regularización del contrato de la luz, agudizada por la enfermedad de su hijo. El responsable de la EMVS se indignó con lo que había ocurrido, diciendo que le deberían haber cortado la luz el 18 de enero. 

El lunes 6 de febrero se presenció en el bloque de Teresa un agente de la EMVS, y procedió a cortarle el sumunistro. Así la EMVS ha dejado sin luz a Teresa y sus tres hijos, además en una semana que su hijo de 12 años tuvo que pasar en la cama tras una visita a urgencias por el estado de su salud.

Teresa llamó a la EMVS inmediatamente después del corte de la luz, pero no la atendieron. El martes 7 fue a la oficina de la EMVS pero no la atendieron. Seguía llamando, sin que la atendieran, hasta el miércoles por la tarde cuando por fin pudo hablar con alguien sobre la situación. Ayer, tras alargar durante meses el proceso de regularización, la EMVS le dió el número de CUPS que le ha permitido contratar, aunque no tendrá luz hasta la semana que viene. Seguimos esperando fecha para firmar su contrato de alquiler, algo que ya se está alargando demasiado tiempo sin que nadie sepa explicarnos los motivos.

La situación de Teresa ya está en vías de resolución, pero denunciamos que la EMVS obligó a su familia a pasar una semana sin luz para conseguirlo. La situación de Teresa es similar a la de miles y miles de familias en Madrid: obligadas a ocupar un piso para satisfacer su derecho a la vivienda, y por lo tanto impedidas de contratar de luz para poder garantizar su derecho a los suministros básicos de luz, agua y gas. 

Poco a poco, gracias a la presión del movimiento por la vivienda, las instituciones y los bancos se están dando cuenta de que ofrecer alquileres sociales es la única salida a la emergencia habitacional. Pero los procesos de regularización que empiezan tienen que ser procesos integrales, que también regularicen (y a precios sociales) el acceso a la luz, agua y gas sin cortarlo. 

¡Nadie sin luz! ¡Ni sed, ni frío, ni oscuridad! ¡Alquiler social ya!

Asamblea de Vivienda de Latina
latina.stopdesahucios@gmail.com
@latinavivienda

miércoles, 1 de febrero de 2017

URGENTE: Alquiler para July








Nuestra compañera July ha recibido orden de desahucio de la vivienda el 13/2/2017
que corresponde al antiguo propietario de la misma. 
En espera de una respuesta de Bankia y Servicios Sociales, nos ponemos manos a la obra para evitar que nuestra compañera se quede en la calle.


¡Sí se puede!                     #AlquilerParaJuly

SEGUIREMOS INFORMANDO.


martes, 20 de diciembre de 2016

Alquiler para July (II parte)

Hoy, martes 20 de diciembre, venimos a esta sucursal para decirle a Bankia que seguimos reclamando #AlquilerParaJuly. 

Hace cinco años que la desahuciaron. Cinco años  dando tumbos de un piso a otro. Desde abril, reside en un inmueble propiedad de esta entidad, que entre todas rescatamos porque así lo quiso el gobierno de turno. 

En estos meses, July no ha obtenido una alternativa para ir a vivir con su hija menor, ni del Fondo Social de Vivienda, ni de la EMVS, ni de la AVS (antiguo IVIMA), ni de la Oficina de Intermediación Hipotecaria. Lo que sí ha conseguido son palmaditas en el hombro, dos visitas de la policía a su casa para identificarla y un juicio en el que se le ha condenado a pagar una multa y se prevé su desalojo.

Bankia, rescatada con más de 147.000 millones de euros públicos, pasa la pelota al ayuntamiento de Madrid. El ayuntamiento del cambio nos decía que Bankia gestiona este caso con el mayor cuidado mientras la entidad mantenía su acusación. 

Hizo falta una periodista de un medio importante para que nos recibieran ejecutivos de Bankia. Hizo falta que nos dirigiéramos a todos los concejales del ayuntamiento para que los del PSOE y unos pocos de Ahora Madrid apoyaran nuestra reclamación a Bankia. En cuanto a Esther Gómez, concejala presidenta del distrito, ni está ni se la espera.

Por July y por tantas otras, venimos para denunciar que tanto el Fondo Social de Viviendas como la Oficina de Intermediación Hipotecaria son sobre todo sistemas con los que los bancos y las instituciones se lavan las manos sin resolver casi nada. Podrían compensar la escasísima vivienda social que existe pero no hay voluntad en este sentido. Los bancos y grandes tenedores mantienen decenas de miles de viviendas cerradas para venderlas mientras siguen desahuciando.  

Nos negamos a ser criminalizadas: nuestro crimen es ser precarias, nuestro crimen es ser trabajadoras, nuestro crimen es no ser banqueras, ni concejales, ni jueces, ni policías.

Que Bankia rebaje sus márgenes de beneficio, nosotras no podemos rebajar nuestros derechos.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Alquiler para July



Estimado/a concejal:

Nos dirigimos a usted en calidad de representante del pueblo en el Ayuntamiento de Madrid, para solicitar su apoyo y colaboración ante la situación de desprotección en la que se encuentra Doña Juliana González Reyes, vecina de Madrid. Adjuntamos la documentación  que prueba nuestras afirmaciones, adjunta a este correo con el permiso de Juliana, pero por supuesto son documentos de carácter privado, por lo que rogamos no sean difundidos.

Como pueden leer en el comunicado adjunto, la situación de exclusión residencial de Juliana viene de largo, teniendo como fundamental responsable a la entidad que llevó a cabo el proceso de ejecución hipotecaria que culminó con su desahucio, en 2011. Si la entidad, rescatada con miles de millones de la ciudadanía, hubiese llegado a un acuerdo de dación en pago y alquiler social, Juliana tendría hogar, y no una deuda perpetua a sus espaldas.

Siendo una familia que cumple todos los requisitos para ser adjudicataria de una vivienda del FSV, nos encontramos con una respuesta paradójica: Bankia afirma no disponer de ninguna vivienda en nuestra ciudad dentro de dicho fondo social. 
Y esto es así pese a que el acuerdo firmado en 14/09/2015, adenda al convenio del FSV -concretamente la clausula 2, punto 4- les compromete a poner a disposición del Fondo Social de Viviendas más casas allí donde la entidad tiene una mayor implantación. Adjuntamos dicha adenda al FSV, firmada entre otros por D. José Sevilla Álvarez, consejero delegado de Bankia S.A.

Somos conscientes de que las soluciones en materia de vivienda, como en tantas otras esferas, son colectivas y no individuales. No pretendemos, por tanto, que usted firme cada día decenas de peticiones como esta, sino que este caso sirva de palanca para conseguir un cambio en la política social en Bankia.

Por lo tanto, le solicitamos que firme la carta que adjuntamos, dirigida a Bankia, y nos la envíe de vuelta, al correo latina.stopdesahucios@gmail.com, añadiendo su nombre y firma. También puede añadir los comentarios que considere pertinentes.
Desde la Asamblea de Vivienda de Latina nos encargaremos de hacerle llegar a la entidad todas las cartas de apoyo que hayamos recibido a lo largo de esta semana.

Confiamos en su segura colaboración

Atentamente

Asamblea de Vivienda Latina (Madrid)


Esta es la carta que todos los concejales y concejalas del Ayuntamiento de Madrid han recibido vía correo electrónico el pasado 1 de noviembre de 2016

Entendemos que ya es hora de que expresen su compromiso con el derecho a una vivienda digna con actos concretos, simbólicos pero contundentes. En este caso, firmar una carta dirigida a Bankia solicitando alquiler social para una familia que cumple todos los requisitos para ello.

Esperábamos una respuesta inmediata, especialmente de aquellos y aquellas que se erigen en adalides de los derechos humanos y abogan por el fin de los desahucios. Pero también de los demás: el Derecho a Techo no entiende de ideologías, ni de partidos, ni de tiempos electorales.

No ha sido así; nos sorprendió gratamente comprobar que el PSOE fuese el primero en ponerse en contacto con nosotras y mostrar interés por la situación de nuestra compañera Juliana. Se han comprometido a interesarse por el caso, se ponen a nuestra disposición, PERO  sólo el concejal de este grupo, Antonio Miguel Carmona ha firmado la carta de apoyo. Seguimos esperando.

Ni el Partido Popular ni Ciudadanos se han dignado respondernos. Ni nos extraña ni nos asombra, lo comunicamos. Fin de la cita.

Respecto a Ahora Madrid, a día de hoy únicamente una de sus concejalas nos ha enviado su firma. Nos sorprende que no lo haya hecho (aún) Esther Gómez, concejala del distrito de Latina, del que es vecina July.

Sólo Montserrat Galcerán ha dado un paso adelante, y se lo agradecemos desde aquí.

Sólo el pueblo salva al pueblo, de modo que compartimos la carta que debían firmar los y las concejales de Madrid y os invitamos a todas a descargarla, firmarla y enviarla a latina.stopdesahucios@gmail.com. Exijamos que cumplan lo firmado: tanto Juliana (July) como todas las demás solicitantes de una vivienda del Fondo Social deben tener respuesta ya. 

Nos lo deben, sus casas son nuestros recortes.





martes, 17 de mayo de 2016

Nos mudamos!

Nos hemos venido reuniendo los últimos tres años en el Centro Cultural de la Mujer, donde hemos hecho buenas amigas. Agradecemos la hospitalidad de las mujeres que gestionan ese centro, el Grupo de Vivienda de Latina es un espacio de solidaridad, empoderamiento y apoyo mutuo, y funcionamos de manera absolutamente gratuita, por lo tanto carecemos de fuentes de financiación.
Tampoco pedimos ni aceptamos ningún tipo de subvención pública o privada.
Ahora cambiamos de aires, mudándonos a un espacio vecinal autogestionado: Espacio B, lugar que amablemente se ha ofrecido a acogernos y en el que esperamos conectar con el tejido vecinal implicado en formas de consumo alternativas al sistema: huertos, cooperativas de consumo....os iremos contando.

Nuestra nueva casa está en el Paseo de Extremadura nº 256 local B:




Lo dicho, a partir del lunes 23 de mayo (a las 19.00h, como siempre) nos vemos en Espacio B!!!

viernes, 22 de abril de 2016

¿A QUIEN SIRVE EL AYUNTAMIENTO DE MADRID?

 - COMUNICADO COORDINADORA DE VIVIENDA DE MADRID -


A lo largo de los últimos años la situación habitacional de las familias madrileñas se ha vuelto tan crítica que muchas de ellas se han visto forzadas a habitar viviendas de forma irregular en las que refugiarse; concretamente, y recogiendo sólo aquellos casos que han pasado por los tribunales, se registraban 1146 procedimientos en 2010, 1655 en 2011, 2516 en 2012 y 3246 en 2013: un aumento del 183% en cuatro años, 9 usurpaciones diarias por cada 25 desahucios. No deja de resultar paradójico que la autotutela desesperada de un derecho fundamental sea analizada desde nuestras instituciones, responsables de garantizar nuestros derechos, incluido nuestro ayuntamiento del cambio, únicamente como un delito.

Desde la Coordinadora de Vivienda de Madrid hemos apostado por una dinámica participativa con el nuevo ayuntamiento. Así que cuando nos comunicaron que desde la EMVS se pretendía modificar el reglamento interno nos pusimos manos a la obra para revisarlo y presentar las alegaciones pertinentes. El pasado 7 de marzo de 2016 presentamos ante registro un documento que a posteriori fue desestimado en su totalidad exceptuando un pequeño punto de cambio de nombre. Igual que fueron sucesivamente desestimadas en su totalidad las diferentes alegaciones que se presentaron desde otras entidades y personas. Entendemos con esto una falta de escucha y dialogo con el conjunto de la ciudadanía por parte de Marta Higueras y su departamento.

Vistas las ultimas informaciones sobre la aprobación de un reglamento que, ahora si, parece suscitar cierta discrepancia social e interna en el seno del ayuntamiento, queremos recordar nuestras alegaciones y pedir una revisión de la desestimación de las mismas y remarcar nuestra total repulsa al requisito de “no encontrarse ocupando una vivienda o inmueble de titularidad pública en el momento de la solicitud o con posterioridad a la misma”. Esta medida, al mas puro estilo PP, es un circulo vicioso, que no hace mas que perpetuar y criminalizar una situación de extrema miseria. Que no deja otra solución a las miles de familias madrileñas que se encuentran ahora mismo ocupando una casa de manera  irregular a mantener la misma situación de irregularidad si no quieren verse en la calle.

En la misma tesitura nos encontramos con la Comunidad de Madrid. Cristina Cifuentes nos convoca a reunión tras reunión, a las que ni siquiera se presenta, para que al final queden de nuevo nuestras peticiones en papel mojado. En la modificación del reglamento del IVIMA tampoco se han incluido nuestras demandas y también se opta por criminalizar a las más desfavorecidas, hasta 15 años por habitar una casa irregularmente.

Por si fuera poco, la ocupación ilegal de viviendas en Madrid será perseguida más intensamente a partir de ahora. La Delegación de Gobierno en Madrid ha creado la figura del 'comisario antiokupa', un coordinador especializado de la Policía Nacional que "centralizará las acciones y favorecerá que la lucha contra estas usurpaciones de viviendas sea cada vez más efectiva". Así, nos enterábamos esta mañana por la prensa, que el ayuntamiento de Madrid representado por nuestra alcaldesa Manuela Carmena y el concejal de seguridad, Javier Barbero se han reunido con Delegación de gobierno para nuevamente seguir abordando la problemática de la vivienda desde el enfoque de la criminalización y culpabilización de las más desfavorecidas.

Desde el inicio de la legislatura, la Concejalía de Servicios Sociales sigue una política errática con respecto a la vivienda, cuando no directamente se pone al servicio de los oscuros intereses de las entidades financieras. Llevamos tiempo esperando un cambio de actitud por parte de Marta Higueras y su equipo, y le hemos manifestado de diversas formas nuestra posición. Sin embargo, la vice alcaldesa parece hacer oídos sordos a nuestras reclamaciones, ahí están para demostrarlo de nuevo con el Reglamento de la EMVS y la criminalización de las okupaciones que le hace el juego al gobierno en funciones del PP.

Las últimas medidas del ejecutivo de Rajoy son de facto un golpe de estado. La pretensión de derogar la ley catalana de vivienda y la creación de un "comisario antiokupa" son los dos últimos golpes que un gobierno que quiere conservar el control asesta a los más vulnerables. El PP, desde el estado o desde la CAM, sirve hasta el final a sus amos... Eso no nos sorprende. Pero, ¿a quién sirve el ayuntamiento de Ahora Madrid?

Estamos cansadas de bailar al son de políticas vacías y reuniones de fotografía. Queremos escuchar nuestros cánticos transformados en políticas valientes y no solo en la plaza después de un mitin electoral.

Exigimos cuidado y respeto frente a la ciudadanía más desfavorecida de Madrid aportando soluciones reales frente la problemática de vivienda y no mas criminalización y castigo.
Exigimos que se reabra la vía participativa y que se tenga en cuenta el trabajo conjunto.
Exigimos contundencia, seriedad y valientía por parte de nuestros políticos ante una  problemática que llevamos demasiado tiempo arrastrando! 

Sabemos que SÍ SE PUEDE!

jueves, 11 de febrero de 2016

Bankia responde peticiones de alquiler social con antidisturbios


pah_bankia_0
Foto vía @Disopress


El día de 11 de febrero de 2016 unas 100 personas de las PAH’s (Plataformas de Afectados por la Hipoteca) y grupos de vivienda de Madrid se han concentrado en una sucursal de Bankia para exigir la suspensión de cuatro desahucios programados para esta semana en Madrid y de un bloque de Obra Social de Lanzarote, así como para negociar la situación de 60 familias residentes en viviendas de Bankia.
El objetivo era comenzar una negociación sobre la situación de estas 60 familias. De ellas algunas son hipotecadas con Bankia que solicitan la condonación de su deuda –inflada en la burbuja y por las intereses de mora– y la concesión de un alquiler social en dichas viviendas; otras son actuales residentes en viviendas previamente vacías de Bankia que quieren regularizar su situación y conseguir un alquiler social proporcional a sus ingresos. Para esto fue necesario conseguir un contacto directo con los responsables pertinentes.
La concentración de hoy ha conseguido que Bankia aceptara la documentación y se comprometiera verbalmente a estudiarla. La entidad se ha comprometido también a parar tres de los cuatro desahucios previstos y el desahucio del bloque de Lanzarote. Sin embargo no han querido facilitar un contacto directo para asegurar que la negociación de las 60 familias llegue a buen puerto. Bankia dice que no tiene casas para alquiler social en Madrid – flagrante mentira, ya que las 60 familias viven de hecho en casas de su propiedad.
Desde el primer momento han llamado a la policía, de forma que los antidisturbios regulaban las entradas y salidas de la sucursal. Cuando se ha solicitado que dejaran entrar botellas de agua o pasar al baño, los antidisturbios preguntaban su parecer al director de la sucursal, en un claro ejemplo de que estaban allí al servicio de la entidad bancaria y no para proteger los derechos de esas familias, a la protesta política en primer lugar, y también a una vivienda digna. Ante la negativa del director, los antidisturbios impedían derechos básicos de los allí concentrados.
Cuando ha llegado la hora de cierre de la sucursal, los antidisturbios han apartado a la gente que se encontraba fuera: unas 50 personas a esas horas. En esta retirada ha habido empujones y se ha producido la primera detención, la de un compañero de Fuencarral. La policía ha empezado a cargar, también sobre una persona en silla de ruedas, que ha caido al suelo, lo que ha provocado una enorme indignación. Otras dos personas ha sido detenidas y muchas otras han sufrido palos y contusiones. Dos personas, incluida la que utiliza silla de ruedas, se encuentran ahora mismo en urgencias.
Recordemos que Bankia fue salvada con dinero público, rescate que ocasionó una escalada de la prima de riesgo que ahora pagamos todos a través de la deuda pública. Recordemos que Bankia es propiedad del FROB, un organismo bajo control del Banco de España y por lo tanto dependiente de autoridades públicas. Recordemos los escándalos de corrupción que rodean a los altos directivos de Bankia, todos vinculados al PP, PSOE y otros partidos políticos que siguen negándose a aceptar “Las 5 Exigencias de la PAH”.
Tampoco podemos dejar de mencionar la negativa de Marta Higueras, concejala de vivienda de Madrid por el partido Ahora Madrid, a mediar con Bankia para facilitar la negociación de estas familias en su lucha por conseguir un alquiler social que les permita acceder o mantenerse en una vivienda. La concejala ha manifestado públicamente su rechazo a este tipo de acciones (http://www.europapress.es/madrid/noticia-higueras-asegura-ayuntamiento-no-acuerdo-ocupacion-bancos-20160211141355.html). Sin embargo, han sido estas acciones las que han parado los desahucios de miles de personas en este país. La concejalía no está enfrentándose al enorme problema de la vivienda de la capital, y cuando la población exige sus derechos, niega ayuda y permite detenciones y hasta palos contra personas vulnerables. No le deseamos que se encuentre en nuestra situación pero estamos seguros de que no actuaría de forma muy diferente.
Bankia ha demostrado una vez más que su respuesta a las peticiones de alquiler social en sus viviendas es negativa – y nos la trasladan hasta con palos. Son casas antes vacías y ahora habitadas por gente que las necesita o por gente a la que la mismísima Bankia engañó con sobretasaciones e irregularidades a pesar de haber sido rescatada con dinero público. La población no se detendrá en su exigencia del derecho a la vivienda. Nos va la vida en ello.
¡Sí Se Puede!

Las PAHs y grupos de vivienda de Madrid

jueves, 14 de enero de 2016

Sin derechos y sin presión a la banca no habrá fin de los desahucios

PAH y Grupos de Vivienda de Madrid denuncian que los desalojos forzosos siguen siendo una realidad cotidiana en la ciudad después de que Bankia expulsara de su casa a una mujer y sus dos hijos menores. 

Hoy Bankia ha dejado en la calle a una madre sola y a sus dos hijos menores (de 2 años y 3 meses de edad) en el distrito madrileño de Villa de Vallecas, a pesar de la oposición del vecindario y personas solidarias convocadas por el grupo de vivienda de este distrito, a las que la policía ha tratado de manera brutal, con al menos una persona herida con un esguince de muñeca y las cervicales dañadas. Francia se había visto obligada a ocupar un piso vacío de la entidad rescatada después de haber vivido ya dos desalojos forzosos de su vivienda. Este nuevo desahucio se produce sin que ni la entidad ni las administraciones hayan ofrecido ningún tipo de solución. 

Creemos que este nuevo desalojo evidencia la necesidad de que las administraciones den respuesta a las reclamaciones que insistentemente hemos puesto encima de la mesa en los últimos 8 años, en los que hemos vivido casi 700.000 procesos de desahucio. Empezando por lo municipal, donde el propio Ayuntamiento de Madrid y su equipo de gobierno han aprobado el documento que incluye las 5 demandas de la PAH, entre las que se incluye la presión a la banca y los grandes tenedores de vivienda para que pongan en uso sus pisos vacíos, en cumplimiento de su función social.  Cabe recordar que la alcaldesa se reunió con Bankia en los primeros días de su mandato y afirmaron que estaba dispuesta a colaborar en la cesión alguno de sus miles de pisos vacíos a las familias desahuciadas, sin embargo recientemente Bankia nos ha comunicado que no tiene ninguna vivienda disponible en Madrid destinada a alquileres sociales para las familias vulnerables.
Sin embargo, desde la Comunidad de Madrid parece ser que se están manteniendo contactos con la entidad rescatada, para que ésta aporte un número indeterminado de viviendas de cara a crear un parque de viviendas de emergencia social. Podían haber empezado por la C/ Congosto, en la que residía hasta hoy la familia de Francia y no hubiésemos vivido las desgraciadas escenas que hemos presenciado esta mañana.

Como es sabido, Bankia fue rescatada con el dinero de todos los contribuyentes, lo que además tuvo consecuencias sobre la deuda pública del país y la prima de riesgo; no es exagerado señalar que buena parte de los ajustes en sanidad y educación han venido causados por este rescate, debido a su vez a la mala y corrupta gestión de esta entidad por parte de partidos políticos tradicionales (PP, PSOE e IU) y sindicatos mayoritarios. Sin embargo, a pesar del inmenso coste social de Bankia, esta entidad desahucia como cualquier otra y mantiene miles de pisos vacíos mientras los ciudadanos malviven hacinados, en pisos recuperados, muchas veces en condiciones de infravivienda o con el agua hasta el cuello para pagar (hipoteca o alquiler) y comer. Sólo en el día de hoy, tres familias más pertenecientes a la PAH iban a perder su vivienda: uno de los desahucios (Hachero, 50) ha sido parado en el juzgado gracias nuestra presión a la espera de que el banco negocie un alquiler social. Otros dos han sido ejecutados: uno era una vivienda de un particular y la PAH ha tenido que ofrecer una solución, en el otro caso, la familia ha abandonado la casa sin que conozcamos su situación actual. Aunque invisibles, estos desalojos cuentan. Son, de hecho, la mayoría. Y su negación es una vergüenza dificil de soportar, un insulto.
No olvidamos tampoco el brutal desalojo de Zaida, en la C/ Cáceres de Alcorcón, llevado a cabo ilegalmente, el martes pasado a las 10 de la noche.

La PAH y los Grupos de Vivienda hemos parado desahucios de Bankia y hemos recuperado viviendas vacías. Hacemos efectivo un derecho a la vivienda mientras las autoridades públicas hacen dejación. Es hora de que las autoridades públicas, municipales, autonómicas y estatales actúen. Y es que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha alcanzado ya el 63,64% de participación en Bankia, a través de su matriz BFA Tenedora de Acciones (participado al 100% por el FROB) [http://www.abc.es/economia/20150805/abci-frob-bankia-preferentes-201508051103.html]. El FROB está administrado por una comisión rectora integrada por ocho miembros —cinco de ellos a propuesta del Banco de España y tres en representación de los fondos de garantía de depósitos— presidida por el subgobernador del Banco de España. Es decir, está en manos de entidades públicas que Bankia deje de ser un banco desahuciador acaparador de viviendas vacías y pase a ser el servicio público que siempre debió ser. Las viviendas vacías de Bankia deben ser puestas en alquiler social para los ciudadanos y aquellas recuperadas por personas que no han tenido otra opción, deben ser regularizadas para que dejen de tener miedo de que sus hijos se queden cualquier día en la calle.

Poner las viviendas vacías de Bankia en alquiler social solucionaría en gran medida el drama de los desahucios que vivimos desde hace ya demasiado tiempo. Pero, además, supondría un importante avance hacia el desarrollo de la vivienda social en nuestro país, el que menos vivienda social tiene de toda la UE. La vivienda social supondría el derecho efectivo de todas las personas a la vivienda, serviría para controlar indirectamente los precios de la vivienda privada y evitaría nuevas burbujas especulativas sobre la vivienda. En Viena (Austria) un 26 % de las viviendas son de propiedad municipal [http://www.lasexta.com/programas/salvados/mejores-momentos/alexis-mundt-viena-viviendas-son-regimen-alquiler_2015042600179.html]. Ahora Madrid llevaba en su programa el desarrollo de un parque público de este estilo a partir de las viviendas vacías de grandes tenedores, como Bankia o la Sareb. Y sin embargo no ha habido ningún avance sustantivo correspondiente a las enormes necesidades de vivienda de la ciudad. 

Parece que después de las elecciones las cosas vuelven a la normalidad: la policía nacional, dependiente del gobierno del Estado, pega a los ciudadanos en los stop-desahucios; Cristina Cifuentes aprueba de tapadillo una ley que impide que personas que están recuperando una vivienda puedan acceder a una vivienda social; y el Ayuntamiento se muestra incapaz de tomar medidas efectivas para asegurar la alternativa habitacional a la población. Un vergüenza. Un insulto. 

La PAH ya ha expuesto las medidas necesarias para hacer efectivo el derecho a la vivienda y evitar los desahucios: las 5 de la PAH. Exigimos que se pongan en marcha.



miércoles, 23 de diciembre de 2015

Las 5 de la PAH aprobadas en el Ayuntamiento de Madrid

las5-150x150

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca presentó 5 Exigencias de mínimos[http://afectadosporlahipoteca.com/2015/09/08/el-derecho-a-la-vivienda-entra-en-campana-la-pah-exige-vivienda-digna/] a los partidos políticos durante esta última campaña electoral: dación en pago retroactiva, alquiler asequible, stop desahucios, alquiler social y suministros básicos garantizados. 

Además de entrevistas con todos los partidos (en las que se comprobó que PP, PSOE y Ciudadanos no apoyaban estas exigencias), estas propuestas se presentaron en forma de moción en más de 100 ayuntamientos de todo el Estado. Hasta ahora, esta moción de apoyo a las 5 Exigencias de la PAH se ha aprobado en más de 50 municipios. Su objetivo es que los partidos estatales y el futuro gobierno sean conscientes de la necesidad y el apoyo con que cuentan estas 5 medidas básicas.

En el Ayuntamiento de Madrid, las PAHs y grupos de vivienda de Madrid también nos reunimos con los distintos representantes, en este caso, PP, PSOE, Ciudadanos y Ahora Madrid. Todos respondieron amablemente (aunque tarde, entendemos que por las fechas preelectorales), a nuestra petición de presentar y apoyar esta moción en el Pleno, si bien ni PP ni Ciudadanos nos dieron una respuesta afirmativa. 
El PSOE se mostró interesado pero, antes de reunirse con nosotras, decidió presentar al Pleno una propuesta propia que pretendía ser semejante a la moción de la PAH pero difería en la mayoría de puntos, por ejemplo no incluía medidas de segunda oportunidad tan importantes como la dación en pago retroactiva. Ahora Madrid se mostró de acuerdo con apoyar la moción de la PAH y negoció con el PSOE (hasta donde sabemos) una moción de consenso entre las dos formaciones. El resultado es una moción que incluye las cinco medidas de la PAH pero que añade puntos que la hacen reiterativa, desordenada e incoherente, mezclan medidas para un cambio de ley estatal con propuestas municipales y, sobre todo, muestran que las políticas acaban siendo hechas de cualquier modo con tal de ajustarse a tiempos simbólicos más que al resultado de un trabajo continuo con la ciudadanía. 
Somos conscientes del trabajo que todavía nos queda por delante pero aún así lo celebramos como una nueva pequeña victoria ya que la moción que hoy se ha aprobado en el Pleno de Madrid, con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, incluye las 5 Exigencias de la PAH. 

Cabe destacar la hipocresía del PSOE que apoya la moción en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, en el que no tiene competencias, mientras que se niega a incluir estas 5 medidas en su programa estatal donde sí podría llevarlas a cabo. Siguen rechazando una solución real al problema de la vivienda en nuestro país, siguen condenando a más de 600.000 personas a deudas eternas. Además, dado que la aplicación efectiva de la mayoría de estas medidas dependerá de la administración estatal, cabe preguntarse si los partidos que finalmente formen gobierno tras las elecciones del 20D y que han apoyado localmente las 5 de la PAH las respetarán, o si serán una vez más moneda de cambio para mantener todo como está. 
Desde la PAH vamos a seguir vigilando que las medidas hoy aprobadas se lleven a cabo en nuestra ciudad y, en primer lugar, aquellas en las que el Ayuntamiento tiene capacidad de acción: parque público de viviendas mediante la movilización de las viviendas vacías de los bancos, realojo de todas las personas víctimas de un desahucio (también por impago de alquiler u ocupación de vivienda) y sin alternativa habitacional, fin de los cortes de suministros básicos, creación de un observatorio de la vivienda municipal… En este sentido, hemos presentado también una propuesta en la web municipal Madrid.decide para la que estamos recogiendo firmas.
Es un éxito sin duda para el movimiento por el derecho a la vivienda, que lleva años poniendo el cuerpo y el corazón en esta lucha por los derechos básicos de las personas. Es un éxito también para todas las personas estafadas, endeudadas y empobrecidas por la burbuja, la crisis y su gestión. Es un éxito, en fin, para toda la sociedad, que ve demostrado que juntas y juntos sí se puede.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Una visión sobre el mercado de alquiler

Vemos continuamente en los medios noticias dispersas acerca de los problemas de acceso a la vivienda en España, y particularmente en grandes ciudades como Barcelona o Madrid:
Desahucios por impagos de hipoteca, alquiler, inquilinas de viviendas ¿sociales? desalojadas por aquellas administraciones que un día les prometieron garantizar su derecho a techo; desalojos por ocupar en precario, e incluso derribos brutales para garantizar el "derecho a hacer negocio" como es el caso de la familia Gracia González de la C/ Ofelia Nieto 29.
Todos estos casos se nos muestran de manera deslavazada, como problemas dispersos y sin conexión entre ellos, incluso con diferente tratamiento en los medios de comunicación. Las familias que sufren procesos hipotecarios son las mejor consideradas, ellas son un ejemplo: vivir endeudadas durante 20, 30 o 40 años da un plus de respetabilidad que debería hacernos recapacitar acerca de lo arraigado del capitalismo en el imaginario popular.
Las inquilinas...en fin, las inquilinas ya no tanto. Las familias que no pueden hacer frente al impago de su alquiler siguen avergonzándose, autodesahuciándose, abandonando su hogar cuando su situación económica empeora. Y así es como la sociedad entiende que deben proceder. Nos dicen que tenemos que poner al mismo nivel en la balanza al arrendador y al inquilino, incluso valorar la posibilidad de que la parte más débil en estos casos pueda ser el primero. En todo caso, son "desahucios de segunda".
Las familias que ocupan en precario sufren el más brutal de los desprecios: delincuentes, caraduras, mafiosas, traficantes...todo calificativo es poco para aquellas que se atreven a cuestionar la sagrada propiedad privada. 
Nosotras, la Asamblea de Vivienda de Latina, pensamos que hay un nexo común, que parte de la nula cultura de Derecho a la Vivienda como derecho fundamental, al mismo nivel que la sanidad o la educación.
Por no remontarnos a décadas atrás, empezemos por la mayor burbuja inmobiliaria de la historia: la que explotó en 2007, provocando el derrumbe del sistema bancario y creada a través del entramado de titulizaciones hipotecarias. El resultado es bien conocido en España: miles de familias expulsadas de sus hogares y con deudas perpetuas, un rescate bancario que pagamos entre todas, hipotecadas o no, y más de 3 millones de viviendas vacías.
Los fondos de inversión han visto un filón, como ya lo vieron en la compraventa de viviendas: millones de viviendas vacías y miles de familias buscando un hogar, al que ya no pueden acceder a través de la compra ni del ridículo parque de viviendas sociales. ¿Qué podemos hacer, pensaron ya en 2012? está claro: vamos a comprar millones de viviendas y las vamos a destinar al alquiler. Además, convenceremos a nuestros inversores de que este es un negocio seguro, haremos fondos garantizados con esos contratos de alquiler y los haremos cotizar en los mercados internacionales. NADA PUEDE SALIR MAL.
No estamos descubriendo la pólvora, ni pretendemos vender una gran exclusiva informativa, esto ya está publicado, por ejemplo, en estos  artículos de 2013:

http://www.bloomberg.com/bw/articles/2013-11-07/blackstone-begins-rental-housing-empire-in-spain

http://www.truth-out.org/news/item/20285-the-empire-strikes-back-how-wall-street-has-turned-housing-into-a-dangerous-get-rich-quick-scheme-again

En Madrid, fueron las propias administraciones públicas quienes les abrieron las puertas a Goldman Sachs y Blackstone, al venderles miles de viviendas públicas a través de sus filiales: Encasa Cibeles, Lazora, Fidere..
Después se hicieron con miles de "activos tóxicos" (nuestras casas, vaya) adquiriendo a precio de ganga las hipotecas impagadas de Catalunya Caixa. A día de hoy, la negociación para esas familias está siendo tan fácil como cruel: no hay problema alguno para pactar una dación en pago, pero negando rotundamente la posibilidad de seguir habitando sus hogares con un alquiler social, acorde a sus posibilidades económicas actuales. Quieren casas, muchas casas. Todas ellas están destinadas a especular en el mercado del alquiler. No importa si buena parte de ellas siguen vacías, ello contribuye a seguir aumentando el precio de las que ponen en el mercado. Y ahí está el negocio, en mantener altos los precios, cuanto más mejor, mejores rentabilidades darán esos contratos en los mercados financieros.

Ayer se publicó este artículo:
http://www.eldiario.es/madrid/Blackstone-duplica-viviendas-proteccion-Madrid_0_453905277.html

Cuando hablamos de ocupaciones en precario, hablamos de familias que no tienen acceso a una vivienda digna y asequible; cuando hablamos de desahucios por alquiler (más en 5000 al año en la Comunidad de Madrid) hablamos de familias que no pueden, NO PUEDEN repetimos, pagar un alquiler a precio de mercado (un mercado manipulado por el sistema financiero y amparado por legislaciones cada vez más restrictiva en cuanto a derechos de las inquilinas).

La pesadilla continúa, ya lo dijo V de Vivienda hace 10 años: NO TENDRÁS CASA EN LA PUTA VIDA






miércoles, 8 de julio de 2015

El derecho a la vivienda empieza en lo municipal

El derecho a la vivienda empieza en lo municipal

Comunicado de PAH’s madrileñas y grupos de vivienda tras la primera reunión con la concejalía de Equidad, Bienestar y Asuntos Sociales.
Sí se puede… con medidas más ambiciosas y protagonismo de las de abajo.

Tras la primera reunión entre la concejala de Equidad, Bienestar y Asuntos  Sociales, Marta Higueras, y el movimiento por el derecho a la vivienda y  contra los desahucios, como *PAH’s y grupos de vivienda de la ciudad de  Madrid ofrecemos nuestra valoración. En general, valoramos positivamente la disposición del nuevo ayuntamiento  al diálogo, a diferencia de anteriores gobiernos. También el gesto de  no enviar a las UCS de la policía municipal a los desahucios. No  obstante, tenemos que decir que  echamos en falta, de entre todas las medidas que explicó el equipo municipal, un enfoque mas integral y ambicioso por el derecho a la  vivienda. La vivienda es un derecho fundamental destrozado por el modelo económico especulativo y financiero que ha sido el primer responsable de la crisis; los desahucios son sólo la parte más visible de esta situación.  En este sentido, consideramos insuficientes las primeras propuestas, y  entendemos que la experiencia de las PAHs, asambleas y grupos de  vivienda de Madrid es imprescindible para mantener abierta la posibilidad de construir desde lo local el derecho colectivo a la  vivienda:  

 
Oficina Intermediación hipotecaria:
Consideramos que la  medida más destacada por la concejala Higueras –y no incluida en el  programa de Ahora Madrid– es un dispositivo con claros límites:  se crea una mediación de bajo perfil institucional, que afecta sólo a  una minoría de los desahucios realmente existentes en la ciudad de  Madrid y que seguirá criterios poco exigentes con los bancos. La  concejala expresó en diferentes ocasiones su posición contraria a la  dación en pago, y el enfoque de la mediación irá en su lugar a negociar  reestructuraciones y quitas de la deuda, siguiendo la línea de  novaciones que los propios bancos ya están usando en los últimos meses. Entendemos que este enfoque es erróneo: no se puede apostar de nuevo por el endeudamiento y la ficción de la vivienda en propiedad. Nuestra experiencia nos dice que las propuestas de refinanciación y quitas por parte de los bancos han sido estafas. 

Ante  nuestra pregunta, la concejala no negó que una de las medidas previstas  dentro de este dispositivo sea que el Ayuntamiento pague al banco parte  de la cuota hipotecaria que no puedan pagar los hogares amenazados de desahucio:  entendemos este tipo de políticas como ayudas indirectas a los grandes  propietarios de vivienda (bancos, constructoras, promotoras y grandes  inmobiliarias), tanto en el caso de las hipotecas como en los  alquileres, y por ello no deben figurar entre las posibilidades  intervención del Ayuntamiento. No podemos admitir que se vuelva a invertir más dinero público en rescatar a los bancos, esa no es la solución. 

En  conjunto, el enfoque del servicio de mediación puede resultar  contradictorio con el objetivo de que los bancos cedan parte de sus  viviendas en régimen de alquiler social. Por último, es  un motivo de preocupación el perfil y procedencia de la agencia externa  que estará encargada del servicio de mediación, en especial nos oponemos  a que los notarios y el colegio de economistas formen parte dado que su  perfil y actuación hasta la actualidad ha venido posicionándose en  beneficio de los bancos y en claro perjuicio de los beneficios de los  particulares hipotecados y porque ésta responderá a perfiles técnicos  antes que sociales, incurriendo en un posible dumping frente a las reclamaciones de los afectados organizados.Esta condición es doblemente preocupante dado el bajo perfil institucional de este dispositivo, orientado a refinanciar y reestructurar deudas que se prolongarán sin duda más allá del tiempo de existencia de la Oficina de Intermediación, y en un contexto financiero y económico incierto a medio plazo. De existir, las  oficinas de mediación no deberían servir para hacer el trabajo de los  bancos sino para proteger, asesorar y defender los derechos e intereses  de las vecinas de Madrid.

Alquileres y recuperaciones:
Destacamos que las medidas antidesahucios propuestas por el Ayuntamiento están pensadas sólo para hipotecas, que actualmente son menores en número de desahucios si los comparamos con  la mayoría que proceden de procesos por impago de alquiler, sin que dispongamos de datos globales de los procesos por ejecución para personas y familias que han ocupado pisos vacíos, pero que son una realidad cotidiana en los barrios más empobrecidos.

Por lo tanto, pedimos que el Ayuntamiento sea más activo y contundente en su exigencia pública de cesión de viviendas de bancos y de la SAREB, es decir, no esperar a lo que quieran ceder, sino exigir un censo de casas vacías y demandar de entrada la cesión de las viviendas que se encuentran amenazadas de desahucio (no que cedan unas y echen a la gente de las que ya habitan).  De lo contrario, un entorno de entre 1.000 o 2.000 pisos más en manos  del ayuntamiento serán completamente insuficientes para absorber la  enorme necesidad de vivienda social existente.

Consideramos positivo que la concejala se refiriera a que la cuantía y criterios de la concesión del alquiler social en las viviendas que vayan engrosando el parque público se definirá “entre todos”. En este sentido, recordamos que la PAH debe estar presente para definir los criterios en las mesas de servicios sociales pertinentes y reivindicamos nuestro criterio de tope del  30% de los ingresos familiares (acorde con los criterios de la ONU) o  del 10% en familias que ingresan menos que el SMI (Salario Mínimo  Interprofesional).

EMVS
Consideramos  poco ambiciosa y contundente la posicion de la concejala sobre la  Empresa Municipal de la Vivienda Y Suelo (EMVS), cuya politica de venta  de la poca vivienda publica y social a los denominados fondos buitre ha  dejado al Ayuntamiento sin su principal instrumento de intervención.  Hoy, indirecta o directamente, la EMV es la primera desahuciadora en la  ciudad de Madrid, y en este sentido resulta preocupante escuchar de boca  de Higueras la afirmación de que los desahucios de la EMV se deben a  motivos de convivencia. Por nuestra parte, hemos trasladado al  ayuntamiento nuestras peticiones: paralización de posibles desahucios en  marcha, reversion inmediata de los contratos traspasados a los fondos  buitre, auditoria de la EMV y censo de vivienda vacía en manos del  Ayuntamiento.  Una vez constituidos los nuevos cargos de la EMV,  entendemos que estas cuestiones deberán ser prioritarias para el  Ayuntamiento. 

Desde  la Plataforma de Afectados por la Hipoteca llevamos años planteando  soluciones realistas al problema de la vivienda de una manera integral.  Sabemos que sí se puede, solo hace falta voluntad política para llevarlo  a cabo.

La vivienda es un derecho, no un negocio.
Ni casas sin gente, ni gente sin casas.